@CesarLitardo Gambetea a @Lenin Moreno ‘En la Asamblea no hay ambiente para impuestos’

0
146

César Litardo, de 41 años, forma parte de los registros de Alianza País (AP). Es el primer legislador de Los Ríos en haber sido designado Presidente de la Asamblea Nacional. Inició su vida laboral a los 22 años, como académico universitario en Quevedo. Es ingeniero comercial. Incursionó en la política como concejal de Quevedo (2014-2016).

¿Si el Ejecutivo, para salir de la crisis, está apostando con una cuestión tributaria, con un aporte del sector público, es como botarle la pelotita al Legislativo?​

Nosotros tenemos que asumir la responsabilidad y hablar con claridad. Creo que esta es una responsabilidad, si bien es cierto, con mayor peso del Ejecutivo, pero finalmente es una situación de Estado. En la Asamblea creo que no hay un ambiente para generar más impuestos, es lo que yo puedo sentir, pero sí un ambiente para encontrar algún tipo de acuerdos entre todos.

¿Habrá una contrapropuesta de la Asamblea?​

Podría haber una contrapropuesta. Hemos solicitado a los bloques que planteen sus opiniones. La próxima semana vamos a reunirnos. Nuestra responsabilidad es decir aquí hay algunas alternativas.

Pienso que el Gobierno debe gestar soluciones, si bien es cierto, estas medidas anunciadas van a generar liquidez, y beneficio a corto plazo, estructuralmente creo que no solucionan los problemas. Ahí está la discusión: ¿qué hacemos con los subsidios?

Esa discusión de los subsidios la va a seguir la comisión de asambleístas creada esta semana?​

Sí. El seguimiento de las posibles medidas y el seguimiento a los textos que propondría el Ejecutivo, en torno al Código de Planificación y Finanzas Públicas, son temas que se van a tratar en los próximos días en la Asamblea y creo que, en ese caso, hay una posibilidad que se apoye ese proyecto.

¿Cómo apoyarían con el tema de la focalización de los subsidios?​

La focalización es un tema netamente del Ejecutivo, no depende de nosotros, pero podríamos apoyar este proceso. Hay grupos que están a favor, hay otros que no. Hay que buscar una forma en la que se utilicen estrategias tecnológicas, que permitan hacerlo.

¿Cuáles son las perspectivas de la agenda legislativa para este periodo?​

Hemos iniciado una suerte de análisis interno de los temas económicos del país. El lunes nos reuniremos con la Ministra de Salud, para analizar las medidas del país para mitigar y luchar contra el coronavirus. El martes vamos con el debate del Cootad, hay un compromiso, porque gran parte de los municipios tiene, hasta mayo, que presentar los planes de desarrollo territorial, pero no van a cumplir, y habría que darles una prórroga.

¿Y qué pasa con la reforma laboral?​

La Asamblea, desde la próxima semana, tiene que iniciar el debate a profundidad de las reformas, eso es parte importante de lo que el país espera.

¿Cuál es la perspectiva para la aprobación de esta reforma?​

Hay que buscar mecanismos que apoyen a la generación de nuevas fuentes de trabajo. Hay un número importante de ecuatorianos, al menos 5 millones, que están en el subempleo y desempleo, por lo que hay que buscar herramientas para esto. Nosotros, indistintamente de si el Ejecutivo envía las reformas, tenemos algunas iniciativas legales.

Hay que cuidar de no ir en contra de los derechos adquiridos de los trabajadores. A la Asamblea se la critica por sus gastos. En esta crisis,

¿qué van a hacer por la austeridad?

Tenemos un plan de austeridad importante. El año pasado ahorramos USD 2 millones de dólares, por el hecho de haber pasado a digitalizar varios de nuestros procesos.

La Asamblea gastaba USD 300 000 en papelería, se imprimían cuatro millones de hojas al año y, desde hace una semana, la Asamblea Nacional entró a una proceso de trámites digitales con la firma electrónica. A veces se piensa que por hacer una pequeña inversión se hace un gasto innecesario, pero este año las oficinas de los asambleístas van a incorporarse en un solo edificio. Hemos conseguido que nos den en comodato el antiguo edificio del M­inisterio de Finanzas, eso requiere una inversión, pero en el mediano plano va a generar ahorro y nos evitamos el arriendo.

¿Cuál es su estrategia como Presidente de la Asamblea, una vez que ya no hay acuerdo legislativo?​

Nunca cerrar el diálogo. Una de las razones por las que fui elegido Presidente de la Asamblea es por ser una persona que con el diálogo busca consensos.

Si bien es cierto hay una suerte de rompimiento de un acuerdo, también estoy seguro de que, cuando hay un tema de interés nacional, los asambleístas de las diferentes bancadas siempre están en un plan de diálogo. Será la idea siempre de procesar las leyes, que opinen a todo nivel, y con el diálogo llegar a los acuerdos que vayan por encima de los intereses políticos o individuales. En tiempos de coronavirus,

¿el Pleno de la Asamblea podría trabajar virtualmente?​

De hecho, este año, ese es uno de los planes que teníamos en la Asamblea. Yo estuve el año pasado en China y conseguimos cooperación. Ya tenemos varios proyectos financiados para conseguir ese objetivo. Ahora lo que tenemos que hacer es adaptar, disponer de alguno de esos recursos para implementar estos procesos y generar ya una Asamblea virtual, en el caso que se requiera.