Audi se pasa al eléctrico, abandonar sus desarrollos en diésel y gasolina

0
436

No es una prohibición, pero de facto podría suponer el fin de los motores de combustión. Para 2025, la Unión Europea planea la implementación de Euro 7, su nueva normativa de emisiones para la homologación de coches. Un endurecimiento del límite actual que ya ha llevado a fabricantes como Audi o Volvo a anunciar que paralizan el desarrollo de nuevos motores de combustión.

De los 60 y 80 mg/km para los coches de gasolina y diésel, respectivamente, se plantea una limitación de 30 mg/km y de 10 mg/km para nuevos modelos. Una importante reducción frente a la que varios fabricantes han optado por abrazar la transición eléctrica.

Otro de los cambios será el límite de emisiones de monóxido de carbono, actualmente entre 500 y 1.000 mg/km y que sería rebajado entre 100 y 300 mg/km, según el informe del Grupo Asesor sobre Normas de Emisión de Vehículos (AGVES).

El punto de emisiones empieza a ser tan bajo que la industria del automóvil alemana ha criticado diciendo que los motores de combustión podrían dejar de ser legales si se aplicase este nivel. «Con la introducción del estándar EU 7 planificado, la Comisión de la UE prohibirá de facto los automóviles con motores de combustión interna a partir de 2025», aseguraba Hildegard Müller, directora de la Asociación Alemana de la Industria del Automóvil (VDA).

Los fabricantes de coches dejan de ver viable el diésel y la gasolina

Markus DuesmannMarkus Duesmann, CEO de Audi.

Markus Duesmann, CEO de Audi, ha explicado en una entrevista que el fabricante alemán dejará de desarrollar nuevos motores de combustión. Y la razón detrás está en el Euro 7.

«Los planes de la UE para una norma de emisiones Euro 7 aún más estricta son un gran desafío técnico y, al mismo tiempo, tienen pocos beneficios para el medio ambiente. Eso restringe extremadamente el motor de combustión. Ya no desarrollaremos un nuevo motor de combustión, sino que adaptaremos nuestros motores de combustión existentes a las nuevas pautas de emisiones», explica Duesmann.

Audi se centrará en los nuevos e-tron, pero no significa que no vayan a aparecer nuevos modelos diésel o de gasolina. Simplemente que no ofrecerán motores de combustión de nueva generación. Previsiblemente se irán adaptando para cumplir con la normativa.

El Grupo PSA avisa al Gobierno: o se apuesta por el coche eléctrico o la producción española peligra

La decisión sigue los pasos de otras marcas como Daimler, Volvo o Stellantis/PSA, quienes ya han avanzado su estrategia de electrificación y no parecen confiar en el diésel y la gasolina para hacer frente a los nuevos límites de emisiones.

Volvo

El anuncio de Audi tiene una gran importancia en la industria y de paso afectará al resto de marcas del grupo como Volkswagen, SEAT o Porsche que se basan en la investigación y desarrollo de Audi.

Por parte de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), que engloba a marcas como Ford, Honda, BMW, Volkswagen o Hyundai, se señala que la nueva norma «dará lugar a más prohibiciones, incluyendo a los vehículos híbridos» y que podría «poner en riesgo la competitividad de la industria».

Durante este 2021 conoceremos los restrictivos límites de Euro 7

Más allá del límite de emisiones, la Unión Europea plantea una monitorización de las emisiones, para evitar que los fabricantes incluyan sistemas que rebajen artificialmente sus emisiones en función de la geolocalización.

La actual normativa que deben cumplir todos los fabricantes que vendan coches en Europa es la Euro 6d, activa desde el 1 de enero de 2021. Se trata de un nivel bastante restrictivo respecto a años anteriores, pero alejado de lo que plantea Euro 7. Sin embargo, sí hay algunas marcas que ya trabajan en motores diésel que puedan cumplir las exigencias de Euro 7. Uno de ellos sería el nuevo BMW S58, de tres litros y que podría ser la base de futuros modelos híbridos o en combinación con los motores V8 y V12.

Bmw S58 Power

La transición al coche eléctrico en países como España todavía se encuentra en una fase inicial, con pocos modelos asequibles y una falta clara de infraestructura de carga. Sin embargo, para 2025 la Unión Europea quiere implementar una norma Euro 7 que a la práctica supone forzar a todos los fabricantes a vender únicamente modelos eléctricos, según expresan desde la industria alemana.

Limite

El objetivo oficial de la Unión Europea es un límite de 47,5 g/km para los coches vendidos en Europa en 2030. Para conseguirlo, la normativa Euro 7 será uno de los puntos que marcará el camino que deberán seguir los fabricantes de coches si no quieren enfrentarse a multas millonarias.

La normativa Euro 7 se encuentra en fase de propuestas y análisis, siendo el tercer trimestre de 2021 la fecha esperada para su aprobación. Será entonces cuando los fabricantes de coches tengan los detalles y la cifra oficial del límite de emisiones que deberán cumplir. Un límite que se plantea tan bajo que muchos fabricantes de coches dudan que con los motores de combustión se pueda cumplir.

Comenta y un clic en (Publicar también en Facebook)