El presidente de Ecuador, Rafael Correa, declaró este miércoles en situación de emergencia a la población discapacitada del país, con lo que pretende “mejorar la calidad de vida” de esas personas, informó la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.
“El desarrollo se mide a través de (indagar) qué tan bien están los que siempre fueron postergados”, dijo Correa en referencia a personas con discapacidad, en una ceremonia en el Palacio de Carondelet, en Quito, en la que participaron varias personas con alguna deficiencia física.
En la ceremonia de la firma del decreto de emergencia también participó el vicepresidente Lenin Moreno, que permanece en silla de ruedas desde 1988, después de que fue víctima de un asalto en el que recibió un balazo que le afectó la columna vertebral.
El decreto de emergencia “busca mejorar la calidad de vida de las personas con capacidades especiales, a través de su inclusión en la sociedad”, señala un comunicado de la presidencia.
El decreto también permitirá la entrega de “ayuda técnica, capacitación y la atención prioritaria y oportuna” a personas discapacitadas, cuyo colectivo abarca, según datos del Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis), a 1,6 millones de personas.
El presidente Correa, además, anunció la entrega de un “bono de la discapacidad” a menores de 18 años que integran ese colectivo, con el objetivo de ampliar ese beneficio, ya que actualmente ese subsidio sólo llega a discapacitados mayores de edad.
Correa y Moreno, además, suscribieron hoy dos convenios con el Conadis para impulsar la capacitación e integración de las personas con discapacidades en las diferentes provincias del país. Fuente 

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here