Verónica Sarauz, la esposa del periodista Fernando Villavicencio, informó la noche de este lunes que elementos de la Policía Nacional se encuentran afuera de su casa, en el norte de Quito, aparentemente para proceder con la detención del comunicador.

Villavicencio, quien estuvo refugiado desde abril en Perú, regresó a Ecuador a pesar de la orden de prisión en su contra por supuestamente revelar información reservada del gobierno del expresidente Rafael Correa.

Sarauz cree que los uniformados estarían esperando una orden para entrar al domicilio. Un policía presente en el sitio indicó que se estaba tramitando una orden de allanamiento.

El periodista, que esperaba respuesta de Lima a su pedido de asilo, explicó que volvió al país -aunque sin precisar cuándo- ante un “pedido del presidente Lenín Moreno de que todos los ciudadanos que sepan del cometimiento de delitos o de casos de corrupción no se callen”.

“Vengo (…) porque me siento libre”, dijo Villavicencio en una rueda de prensa este lunes en el Colegio de Abogados de Pichincha, donde denunció un presunto negocio ilegal millonario de petróleo durante el gobierno de Correa (2007-2017), quien demandó al crítico periodista en varias ocasiones.

En tanto que familiares y amigos de Villavicencio realizaban esta noche un plantón en las calles Naciones Unidas y América, para pedir su libertad.

Villavicencio señaló que presentará ante la Fiscalía documentación sobre supuestos perjuicios por unos 2.200 millones de dólares al Estado por la venta de crudo mediante intermediación con Petrochina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here