Solo ha pasado una semana del combate entre Mayweather y McGregor en Las Vegas que dio la vuelta al mundo. Una semana y el boxeador irlandés ha dejado claro cuál fue el papel para el que estaba preparado, cuál era su objetivo: “El orangután preso que obedeció las reglas de un circo y se enriqueció a más no poder”, comentó McGregor en su cuenta oficial de Twitter.

“El orangután preso que obedeció las reglas de un circo y se enriqueció a más no poder”, escribió el irlandés en su cuenta oficial de Twitter.

El irlandés, que ya ha recibido el ingreso de 30 millones de euros por medirse al estadounidense, admite ahora que todo fue un espectáculo. Tanto que lo lleva a denominar “circo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here