División de AP se ahonda con llamado a Convención Nacional y convocatoria a la consulta El llamado a una Convención Nacional el 3 de diciembre en Esmeraldas, con la presencia del exmandatario Rafael Correa, y la propuesta de consulta popular del Ejecutivo ha profundizado la división entre los principales líderes de Alianza PAIS (AP) y facciones de sus seguidores.

El llamado a una Convención Nacional el próximo 3 de diciembre en la ciudad costera de Esmeraldas, con la presencia del exmandatario Rafael Correa, y la propuesta de consulta popular del Ejecutivo ha profundizado la división entre los principales líderes del movimiento oficialista Alianza PAIS (AP) y facciones de sus seguidores.

Mientras la dirigencia identificada con Correa considera legítimo el llamado a la convención nacional y rechaza la inconstitucionalidad de las preguntas que tienen que ver con la remoción de los integrantes de la función de Transparencia y Control Social, las fuerzas afín al presidente Lenín Moreno la califica de ilegal y defiende la pertinencia de las siete preguntas planteadas por este.

Este martes, durante la sesión del pleno que debatió un proyecto de resolución sobre la pregunta 3 de la Consulta, la asambleísta y secretaria ejecutiva de AP, Gabriela Rivadeneira, cuestionó el pronunciamiento realizado el pasado lunes por el Jefe de Estado en el sentido de demandar a la Corte Constitucional prontitud y la aprobación del cuestionario tal cual fue enviado.

Rivadeneira acusó un “golpe blando” a la institucionalidad del país tal exigencia de Moreno, al señalar que no se está respetando la independencia de funciones.
“Es una consulta acomodada con temas a los que todos decimos sí, pero trae nombre y apellido detrás de ella”, expresó la alta dirigente de este movimiento político, que en la última década, bajo el liderazgo de Correa, ganó 14 veces en las urnas cuando se llamó al pueblo a sufragar.

Rivadeneira, a quien se identifica como una de las cabezas visibles del grupo fiel al exmandatario, actualmente radicado en Bélgica con su familia, también defiende en distintos escenarios la convocatoria del 3 de diciembre, a la que se prevé asista Correa.
A ella se suman otros dirigentes como Ricardo Patiño, Alexis Sánchez y un grupo de legisladores como Marcela Aguiñaga, Soledad Buendía, Sofía Espín, entre otros, que coinciden en defender la validez de la Convención Nacional.

En la cita se tiene previsto analizar un informe de la dirección nacional del movimiento, presidido por el excanciller  Patiño, tras la separación de ese cargo de Moreno, una acción resulta por la directiva nacional de AP. También se debatirá un documento que incluirá los términos del compromiso de la militancia para con la organización política.

Cuestionamiento a la Convención Nacional
No obstante, la dirigencia aliada al presidente Moreno coincide en considerar como ilegal el llamado a convención nacional, debido a que sostiene que la directiva que realizó la convocatoria fue sancionada por el Comité de Ética con la suspensión de seis meses de sus cargos tras la decisión de separar a Moreno del cargo de presidente del movimiento.

Un tribunal judicial se pronunció en días pasados sobre la destitución de Moreno y dictó medidas cautelares que buscan impedir la separación de este al mando de AP. No obstante, este miércoles será el Tribunal Contencioso Electoral el que tome la decisión final sobre este tema.

Mientras tanto, Marcia Arregui, asambleísta por la provincia de Los Ríos, consideró a la próxima Convención de Esmeraldas como una “reunión de amigos” y afirmó que la única autoridad para citar a una convocatoria es el presidente Moreno en su calidad de principal líder de la organización política, tal como se resolvió el 1 de mayo pasado.

A este clima de pugna política interna de esta organización política, se suman las recientes declaraciones de Moreno, quien a propósito del anuncio de la llegada de Correa al país este 24 de noviembre, lo retó a organizar una convención en el estadio de Aucas, equipo cuya sede está en el sur de la ciudad de Quito.

“Que venga, por favor y haga una concentración acá en Quito en el estadio del Aucas (…) que no se esconda en las fronteras. Que venga acá donde la ciudadanía de forma respetuosa pero contundente le dirá lo que piensa de los últimos años de su mandato”, dijo en un acto desde el balcón del palacio de Gobierno donde recibió al principal del movimiento Democracia Sí, Gustavo Larrea, un antiguo militante de la Revolución Ciudadana.

Mientras tanto, otro grupo de mayoría de 44 asambleístas oficialistas de un total de 74, liderados por el presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano, ha anunciado un apoyo irrestricto a la consulta popular y al cuestionario enviado a conocimiento de la Corte Constitucional por el gobierno.

Aunque han hecho pronunciamientos a título personal, dignatarios de este mismo grupo han advertido también sobre la ilegalidad de la separación de su líder de la presidencia del movimiento PAIS, por lo que le restan validez a la Convención con ese carácter, aunque han expresado la importancia de la convocatoria en el sentido de discutir sobre el fortalecimiento de la agrupación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here