No estamos dispuestos a vender nuestra educación, así lo enfatizó Jahiren Noriega, estudiante de la carrera de sociología de la Universidad Central, quien anunció una movilización el próximo lunes  19 de noviembre para rechazar el recorte de USD145 millones que sufrirá dicha Institución de Educación Superior el próximo año.  

La joven indicó que no solo la Universidad Central está sufriendo recortes presupuestarios sino también la Universidad Técnica de Manabí, Universidad de Guayaquil, la Técnica de Cotopaxi y la Nacional de Chimborazo, lo que impedirá el ingreso de más bachilleres a la educación superior, deterioro en la calidad, falta de docentes, falta de infraestructura, entre otros.

A criterio de Noriega este tema es parte de una lógica consecuente a la Ley de Fomento Productivo donde se establece un plazo de tres años para reducir el déficit del país, lo que significa un recorte de USD 1500 millones anuales al presupuesto general del estado, afectando a la salud, educación y el área social.

Más que una ley de fomento productivo es un recorte a la educación y sectores sociales.

De ahí que manifestó que con la consigna “la universidad no se vende sino que se defiende” saldrán a reclamar sus derechos.

Facebook Comments