Para la Fiscalía, Carlos Pareja Yannuzzelli, exministro de Hidrocarburos, no ha entregado información financiera, nombres o rastros sobre el dinero que supuestamente se movió a través de una red de delictiva armada desde la gerencia de Petroecuador.

“La cooperación de Pareja no ha sido una cooperación eficaz que le ha proporcionado a la Fiscalía ninguna información corroborable”, señaló ayer, 1 de noviembre de 2017, la institución.

El exfuncionario, sentenciado por cohecho y asociación ilícita, firmó un convenio de cooperación eficaz con esa entidad el pasado 8 de septiembre.

A través de esta herramienta legal esperaba recibir beneficios como sentencias reducidas en los casos de corrupción por los que actualmente es investigado. Sin embargo, los beneficios de este acuerdo están sujetos a dos condiciones: que la información entregada sea veraz y que se pueda corroborar. Ayer, la Fiscalía reveló que cuando Pareja firmó el acuerdo de cooperación propuso 16 temas. Pero solo ha revelado información general en uno o dos puntos y que “no ha sido determinante”.

Incluso, la institución señala que, acerca de dos datos que ha proporcionado Pareja, se ha comprobado que no se trata de información verdadera. Este Diario buscó la versión de Reinaldo Zambrano, abogado del exministro. El jurista aseguró que no se iba a pronunciar sobre el tema, pues no había conocido las declaraciones de la Fiscalía sobre la colaboración judicial de su cliente.

En febrero pasado, Pareja publicó una serie de videos llamados Capayaleaks. En los 25 capítulos nombró al vicepresidente Jorge Glas, al excontralor Carlos Pólit y habló de una supuesta red de corrupción en el sector petrolero. Sin embargo, hasta ahora no ha mencionado más detalles sobre estos supuestos hechos.

En su única intervención pública, ante un Tribunal Penal de Pichincha, se limitó a defender la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas, una obra en la que según la Fiscalía hubo sobreprecios y pago de sobornos por USD 11 millones. Actualmente, hay cuatro juicios abiertos contra el exfuncionario: cohecho, peculado, asociación ilícita y enriquecimiento ilícito. Él ha negado que solicitó o recibió coimas de contratistas petroleros, quienes se adjudicaron obras durante su gestión en la Refinería de Esmeraldas. Fuente ElComercio

1 Comentario

  1. Todos esos traidores calumniadores contra Glas deben estar en la carcel y aquellos asambleístas de AP que firmen para el juicio político sin pruebas , los deben expulsar y que nunca regresen al movimiento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here