Se debe a incremento de consumo en hogares, gasto del Gobierno e importaciones

El Banco Central del Ecuador (BCE) informó que la economía ecuatoriana creció 3 puntos durante 2017. Este resultado rebasa todas las expectativas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), debido, mayoritariamente, al incremento de consumo en los hogares. Esto se suma al gasto de consumo final del Gobierno y las exportaciones.

En términos corrientes, el Producto Interno Bruto (PIB) alcanzó USD$103,057 millones. En términos anuales, la entidad financiera destacó que la variación positiva del gasto de consumo final de los hogares fue del 4,9%; el del Gobierno General, 3,8%; las exportaciones, 0,6%; mientras que la inversión (Formación Bruta de Capital de Fijo-FBKF-) registró una reducción de -0.5%.

Por su parte, las importaciones se incrementaron en 9,5%, gracias al aumento del crédito de consumo ordinario en 59%, el de consumo prioritario en 20% y el productivo en 66%, así como a un mayor dinamismo de las diferentes actividades económicas.

En el 2017, el Gasto de Consumo Final del Gobierno General registró un crecimiento de 3,8% con relación al año anterior, contribuyendo positivamente a la variación del PIB en 0,56 puntos porcentuales. En este resultado se refleja el incremento en la adquisición de bienes y servicios para salud en 20,3% con respecto a 2016.

En el incremento de las exportaciones (0,6%) se destacan las ventas de banano, café y cacao, 6,3%; camarón elaborado, 10,0%; pescado y otros productos acuáticos elaborados, 2,6%; aceites refinados de petróleo, 20.9%; flores 7,0%, entre otros.

El BCE también hace referencia que el valor agregado bruto (VAB) no petrolero, en 2017, registró un crecimiento de 3.5%, debido a la recuperación de la mayoría de actividades económicas. Sin embargo, el VAB Petrolero cayó en 2.8% por una reducción de la extracción de petróleo crudo.

Durante 2017, la producción de petróleo fue de 193.9 millones de barriles, 3,4% inferior a la de 2016; se debe al cumplimiento de las cuotas establecidas en el acuerdo firmado entre los integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Según la entidad monetaria, la construcción registró un crecimiento de 0.1% en el último trimestre de 2017% con respecto al trimestre anterior, después de experimentar 12 trimestres consecutivos de contracción, de acuerdo a los registros de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial.

Estos resultados triplican las proyecciones que la CEPAL anunció en febrero pasado para Ecuador. En el informe señaló que “tras una caída del 1,5% en 2016, la economía de Ecuador experimentó una recuperación a partir del segundo trimestre de 2017”. Por ello, se proyectaba que para el año en su conjunto, el crecimiento económico sea del 1,0%.

No obstante, CEPAL coincide en que el crecimiento lo lideró el  consumo privado y, en menor grado, por el gasto del Gobierno y las exportaciones.

En cambio, el Fondo Monetario Internacional (FMI) en una publicación detalla que “las tendencias recientes de la economía mundial y de los mercados financieros son buenas noticias para América Latina”.

Además sostiene que la recesión de Brasil, Argentina y Ecuador llegan a su fin; recalcando que se “estima que el crecimiento regional fue de 1,3% en 2017 y proyectamos que la actividad se acelerará a 1,9 por ciento en 2018 y 2,6 por ciento en 2019”.

En las proyecciones anteriores el FMI indicó que el crecimiento de la economía ecuatoriana en 2017 era del 2,7% y lo proyecta para 2018 en 2,2%, es decir que será menor. Mientras que la CEPAL proyecta que para 2018 el país crecerá en el 1,3%. Es decir que el consumo de los hogares se mantiene, así como el impulso inmobiliario con los proyectos liderados por el Gobierno Central.

(AEH)

Fuente: Banco Central del Ecuador

Facebook Comments