Carlos Andrés Bernal cumple hoy, 22 de enero del 2017, 10 días fuera de la función pública. El manabita estuvo vinculado más de seis años en ese sector y ahora enfrenta dos indagaciones en la Fiscalía por sus tareas públicas.

Una causa está relacionada con posible peculado y otra, con enriquecimiento ilícito. Los procesos, que por ahora son reservados, se activaron con base en informes con indicios de responsabilidad penal levantados por la Contraloría. Bernal, de 32 años, ocupó cargos menores en la Empresa Pública del Agua y luego la dirigió.

Desde 2016 fue el Secretario para la Reconstrucción de Manabí y Esmeraldas. El viernes 12 de enero renunció a ese cargo por discrepancias con el Ministro de Finanzas, según reconoció Bernal. En una de las auditorías, la Contraloría rastreó el patrimonio del exfuncionario durante el período que trabajó en la Empresa del Agua (2010-2016). La entidad concluyó que él y su esposa no pudieron justificar USD 405 237.

Los auditores analizaron las transferencias y depósitos efectuados a través de cuatro cuentas bancarias, una de estas domiciliada en Panamá. El 24 de octubre pasado, el contralor Pablo Celi envió un oficio al fiscal general Carlos Baca, para que inicie una indagación penal, con base en las 2 024 hojas que la entidad de control elaboró en su informe. Bernal habló con EL COMERCIO y aseguró que no existe una cuenta con los USD 405 237 “guardados o disponibles y que no se pueden justificar”. “Eso lo niego tajantemente.

El período de análisis de la Contraloría es de seis años. A mí no me han observado nada; a quien observan es a mi esposa, que se dedica a la actividad camaronera.

Su familia tiene una exportadora de camarones”, comentó el exsecretario. Y luego explicó que en el período que analizaron a su pareja (2010-2016), su compañía movió cerca de 500 millones. Para Bernal, la Contraloría tiene una “apreciación incorrecta” de los movimientos financieros que analizó.

Aseguró que los USD 405 237 no se lo puede catalogar como patrimonio, pues fueron transferencias bancarias relacionadas con la actividad empresarial de su cónyuge en ese período. Entre la documentación que reposa en los archivos de la Contraloría constan las declaraciones patrimoniales de Bernal. En el 2017, el exsecretario aseguró que su patrimonio es de USD 87 805.

Actualmente, ese monto no ha variado, según comentó a este Diario. Un posible peculado ​ La indagación que activó la Fiscalía, por presunto peculado, está relacionada con el trabajo que hizo en la Empresa del Agua. Él y otros cuatro funcionarios son indagados. La Contraloría hizo un examen especial a la construcción y fiscalización del Proyecto Daule-Vinces, obra que fue adjudicada a Odebrecht.

En sus conclusiones, la entidad de control advierte que Carlos Villamarín, entonces gerente de Gestión de Proyectos de la Empresa del Agua, no emitió las disposiciones a la hora de suscribir un contrato complementario. Y añade que la obra se levantó “sin contar con una ingeniería de detalle”. También se señala al administrador del contrato por inobservar la ley y ejecutar pagos adicionales sin justificación.

En el informe, la Contraloría asegura que Villamarín, el administrador del contrato, Bernal y otros dos funcionarios de la entidad “tienen relación directa con esos hechos”. Sin embargo, el exsecretario indicó que a él se lo señala por enviar un oficio con un cargo que no ejerció. Y aclaró que ya presentó documentos que confirman aquello.

Villamarín, quien es observado en el informe, actualmente paga una sentencia de seis años por el caso Odebrecht, acusado de asociación ilícita. Bernal también ha sido mencionado en el caso de corrupción de Odebrecht. El 27 de septiembre pasado, él fue señalado por el delator José Santos, pues dijo que la constructora habría cancelado 6 millones por ganar el contrato para construir el Trasvase Daule-Vinces, en el 2012, obra a cargo de Senagua. Ese pago supuestamente se hizo a Villamarín. Y relató que entre los beneficiarios de ese dinero ilícito aparentemente estaban Walter Solís, exdirector de Senagua, y Bernal. Él lo niega.

Otros tres exámenes ​ Actualmente, la Contraloría ejecuta otros tres exámenes especiales relacionados con la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto. La entidad indaga las tareas realizadas por él y por otros funcionarios. Las dos auditorías son: al manejo de recursos que llegaron a las poblaciones de Manabí y Esmeraldas, y otra a los depósitos hechos a la cuenta denominada Terremoto Ecuador y al uso y destino que dieron las autoridades a la ayuda humanitaria que llegó de otros países. Esos análisis se activaron tras un pedido de Tanlly Vera, asambleísta por Manabí. La legisladora envió el requerimiento al contralor Celi en septiembre del 2017. Un examen ya está en proceso de aprobación y los otros dos aún permanecen en ejecución.

Pero hace siete días, Vera remitió un nuevo escrito a Celi. Allí, ella le solicita que investigue el patrimonio de Bernal durante su etapa en la Secretaría Técnica para la Reconstrucción, que fue entre abril del 2016 y enero del 2018.

El exfuncionario dice que su trabajo en la Secretaría fue técnico y que acudirá a la Fiscalía las veces que sean necesarias.

En contexto En abril del 2016, el entonces Presidente designó a Carlos Bernal como Secretario para la Reconstrucción. Lenín Moreno lo ratificó. Renunció el 12 de enero.

Facebook Comments