El Hospital José Carrasco Arteaga, de Cuenca es el primer centro del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en contar con el nuevo programa de denuncias por falta de medicinas. Esta mañana, Richard Espinosa, presidente del Consejo Directivo del IESS, presentó este sistema que consiste en un ‘teléfono rojo’ instalado en las unidades de salud, a través del cual los afiliados podrán presentar sus quejas en el caso de no acceder a medicamentos.

Dentro de este programa también consta un cuadro con los nombres de todos los medicamentos que debe tener el IESS y personal con un chaleco rojo, quienes contactarán a quienes presenten sus denuncias.  “Cuando alguna persona les diga que no hay medicina, el ciudadano tiene que ver en el listado y si observa que sí debe haber lo que le recetan y, sin embargo, si se acerca a la farmacia y le dicen que no hay, esa persona ya no va a quedarse con el “no”, se va acercar a este sistema, el ‘teléfono rojo’”, explicó.

Acotó que una vez que el paciente presente su queja, el operador que lo atendió se comunicará con el personal del chaleco rojo, quienes se acercarán para ayudarlo.  Espinosa manifestó que, de evidenciarse de que fue alguien quien no quiso entregar la medicina, se le abrirá un sumario administrativo; mientras en caso de que sea un error de farmacia o por falta de planificación del hospital, y el medicamento conste en inventario, se abrirá una investigación.

“El momento en que no hubiese un medicamento, y esperamos que nunca pase, el chaleco rojo, a más de haber recibido los datos de la persona, está obligado de que en máximo de 48 horas le llegue el medicamento a la casa del paciente”, dijo.  De acuerdo con el funcionario, en dos semanas este sistema estará funcionando en el resto de unidades médicas del país y con el mismo se espera mejorar la atención y que los pacientes reciban información oportuna.

Durante su vista a esta casa de salud, el presidente del IESS también realizó un recorrido por las bodegas y farmacias en donde constató que esta unidad esta abastecida de medicamentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here